Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

Principios del Fondo


El derecho humano a agua potable y saneamiento, la reducción de la pobreza y la contribución a la paz y a la igualdad guían las actuaciones del Fondo

El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento se guía por un principio fundamental: el acceso al agua potable y al saneamiento es un derecho humano. Es un principio declarado por Naciones Unidas que España promueve activamente a nivel internacional, y que avanza a través de sus programas de cooperación. Hacer efectivo este derecho es contribuir a la paz, a la lucha contra la pobreza y a la inclusión e igualdad social.

Las actuaciones del Fondo se guían por estos principios:

El derecho humano al agua: Actuamos bajo el principio, declarado por Naciones Unidas, de que todo ser humano tiene el derecho a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico.

La cohesión social: Los proyectos de agua y saneamiento contribuyen a fortalecer la cohesión social y la paz porque ayudan a erradicar la pobreza, la desigualdad y la exclusión social.

La lucha contra la pobreza: Nuestro enfoque se dirige a comunidades pobres periurbanas y rurales tradicionalmente marginadas de los procesos de potabilización y saneamiento, y prioriza a los países más necesitados. Leer más.

El enfoque territorial de desarrollo. El Fondo actúa en una región de gran diversidad y heterogeneidad, y los proyectos se llevan a cabo con la participación de los actores locales, respetando la identidad territorial y favoreciendo la integración de poblaciones tradicionalmente excluidas.

La sostenibilidad medioambiental: Los programas del Fondo se gestionan de manera integral, respetando los ecosistemas y apoyando la sostenibilidad de las cuencas. Lo hacemos siguiendo criterios de gestión pública, integrada y participativa. Leer más.

La gobernanza ambiental. El medio ambiente y los recursos naturales, entre ellos el agua, son un bien común que requiere una gestión eficaz. Trabajamos en el fortalecimiento de la gestión institucional de los países para que implementen políticas medioambientales efectivas en el sector del agua y el saneamiento.  

La gestión pública transparente y participativa. Ayudamos a las entidades gestoras del sector a emplear métodos que favorezcan la transparencia y la rendición de cuentas, y apoyamos los procesos de participación ciudadana.

El uso de tecnología para el desarrollo humano apropiada y adaptada al contexto. Incorporamos a los proyectos tecnologías de potabilización, abastecimiento y saneamiento que resulten efectivas y sostenibles para las comunidades receptoras.

La educación y sensibilización por una nueva "Cultura del Agua." Trabajamos codo con codo con países y comunidades receptoras de los proyectos de agua para promover el uso racional, la protección, la conservación, la solidaridad y la participación. Las actuaciones del Fondo también van acompañadas de proyectos de educación para mejorar los hábitos de higiene.

Nuestro referente es la Declaración de París, un acuerdo entre países donantes y receptores para aumentar la eficacia de la ayuda al desarrollo.

Fin documento AECID