Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

Desafíos y objetivos del Fondo


Nuestros desafíos

América Latina y el Caribe es la región con mayor disponibilidad de agua per cápita de todo el mundo: cuenta con el 35 por ciento de todas las reservas de agua dulce y un 9 por ciento de la población mundial. Sin embargo, 85 millones de personas no tienen acceso a agua potable, y otros 115 millones carecen de saneamiento. Gran parte de esta población se encuentra en zonas rurales o periurbanas y vive en la pobreza.

La región se enfrenta a graves amenazas, incluyendo la deforestación, el cambio climático y la mala distribución y gestión del agua. La ausencia de agua potable y saneamiento es una de las principales causas de la pobreza y afecta negativamente la salud, la educación, la igualdad de género y la productividad económica de la población.

A pesar de este difícil panorama, estamos ante una enorme oportunidad para mejorar las vidas de millones de personas.  El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento ha puesto en marcha programas para llevar agua potable y saneamiento a comunidades de la región que hasta ahora han permanecido sin cobertura, y para mejorar la gobernanza y la gestión del agua en la región.

Apoyar los Objetivos de Desarrollo del Milenio
Contribuyendo a la Meta 3 del Objetivo 7: reducir a la mitad, para 2015, el % de personas sin acceso a agua potable y a servicios básicos de saneamiento

Luchar contra la pobreza
Trabajando en las zonas más necesitadas: las rurales y periurbanas; y priorizando a los países más pobres

Reducir la desigualdad
Entre países, zonas urbanas y rurales, niveles socioeconómicos y mujeres y hombres

Nuestros objetivos

  • Contribuir a extender el acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento, especialmente en las zonas más vulnerables y con menor cobertura. Este objetivo tiene como base el derecho humano al agua potable y el saneamiento.
  • Apoyar una gestión pública integral y participativa de los recursos de agua. La gestión integral es una línea fundamental del Fondo que tiene en cuenta el ciclo integral del agua y que abarca problemáticas como la protección del medio ambiente, la gobernabilidad y la educación.
  • Reforzar el sistema institucional de los países para una adecuada gestión del sector agua. Este componente se aborda a todos los niveles: nacional, regional y local.  
  • Contribuir al establecimiento de sistemas sostenibles de suministro de los servicios de agua y saneamiento. Más allá de la construcción, ampliación o mejora de infraestructuras, el Fondo también se preocupa de que los proyectos sean sostenibles a nivel económico, social y ambiental.
  • Adoptar mecanismos en la gestión del Fondo que mejoren la calidad de la ayuda de acuerdo con los términos establecidos por la Declaración de París sobre Eficacia de la Ayuda al Desarrollo.

 

Fin documento AECID