Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

21.04.2017 España contribuye a la mejora de la salud y el medio ambiente de la población de Masaya

Una nueva planta de tratamiento financiada por la Cooperación Española resolverá el problema actual de vertido directo de las aguas residuales de la ciudad en la laguna Masaya y disminuirá las enfermedades causadas por el agua contaminada.

Momento simbólico de inicio de obras en Masaya

La mitad de población de Masaya, una localidad  al sur de Managua, contará por fin de un sistema de tratamiento de aguas de calidad, que mejorará el medio ambiente y prevendrá muchas de las enfermedades hídricas que hasta ahora venía sufriendo la población. Y ello gracias a la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales financiada por la Cooperación Española como parte del Programa Integral Sectorial de Agua y Saneamiento Humano (PISASH) que desarrollo el Gobierno de Nicaragua y diversos financiadores internacionales.

 Al final del proyecto, la población con acceso mejorado a saneamiento será de 67.000 personas aproximadamente. Aunque, indirectamente, el hecho de que se evite verter los desechos en la laguna de Masaya beneficia a toda la localidad.  

La tasa de incidencia de enfermedades y muertes relacionadas con falta de saneamiento como la diarrea se ha incrementado en los últimos años en Nicaragua. El departamento de Masaya  presenta una incidencia de enfermedades diarreicas agudas en niñas/os menores de cinco años del 18%, lo que le sitúa en segundo lugar a nivel nacional en la prevalencia de este tipo de afecciones.

Para Elena Jimenez, habitante y propietaria de una panadería en la ciudad de Masaya este es un paso importante para el desarrollo: “Habrá mayor higiene en las calles, lo que será positivo para nuestro negocio, las personas notarán que el local está limpio, y comprarán más nuestro pan”.

Impacto ambiental

La nueva planta de tratamiento resolverá otro problema grave: el actual  vertido de las aguas residuales de la localidad de Masaya (más de 130.000 habitantes) en la laguna, tesoro natural ubicado en el Parque Nacional Volcán Masaya. Se contribuye de este modo a la prevención y la mitigación de los impactos nocivos de las aguas vertidas sobre el medio ambiente  que afectan al equilibrio del ecosistema. Estos riesgos ya venían identificados en el Plan Ambiental de Nicaragua de 2001, que indicaba como la laguna de Masaya  presentaba grados de contaminación que la hacía inutilizable a corto plazo.

Las obras tendrán una duración prevista de 24 meses y cuentan con un monto de 12,1millones de euros, aportados por el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID).

El proyecto de ampliación y rehabilitación del sistema de alcantarillado sanitario de Masaya tiene como meta el incremento de la cobertura del servicio de saneamiento a partir de la ampliación y refuerzo de la red, así como la mejora del tratamiento y la disposición de las aguas negras de la ciudad. Para ello se ha previsto una inversión total de 21,5 millones de euros aportados por la Cooperación Española y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Conoce el programa PISASH

 

Fin documento AECID