Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

UruguayUruguay

Inversión FCAS:
 5,52 millones de euros
Inversión local:
 5,52 millones de euros
Beneficiarios estimados:
 24.000
Líneas de actuación:
 Agua potable, Saneamiento, Generación de capacidades
Programas aprobados

Uruguay en breve

Uruguay, un país de pequeñas dimensiones y escasamente poblado, es también la nación con menor desigualdad de América Latina y la tercera en el índice de Desarrollo Humano de la ONU de la región después de Chile y Argentina. Tiene además una de las poblaciones más homogéneas de la región: el 88% es de origen europeo; el 8% es mestiza y el 4% negra. Uruguay tiene una diminuta población indígena Mbyá Guaraní; los Chárrua, el grupo mayoritario en época colonial, fue prácticamente exterminado por los españoles. La economía de Uruguay se basa en la riqueza forestal, la ganadería vacuna y lanar, la agricultura, el turismo y la explotación de su privilegiada posición geográfica.

Uruguay se rige por la Constitución de 1967, restaurada tras el establecimiento de la democracia en 1985, y los indicadores políticos en lo que se refiere al sistema democrático y al Estado de Derecho sitúan al país muy por encima de la media de América Latina. La democracia es altamente representativa, la cultura democrática es fuerte, y el país cuenta con un sistema educativo muy por encima de la media para la región. Uruguay fue el primer país en establecer un sistema de seguridad social que contribuye al bienestar de la población.

El agua y el saneamiento en Uruguay

Uruguay el único país de América Latina que ha logrado una cobertura casi universal de acceso a agua potable segura y a un saneamiento adecuado, con altos niveles de calidad de servicios. Dados estos logros, la prioridad del gobierno es mejorar la eficiencia de los servicios y ampliar el acceso al servicio de alcantarillado (en lo pertinente) en zonas rurales más dispersas donde se utiliza saneamiento en sitio.

Para lograr el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de alcanzar la cobertura para el 100% de la población, la política pública se ha centrado en ampliar el abastecimiento de pequeñas localidades y sus escuelas rurales. La población rural es el 6,6% del total del país y de ese porcentaje, un 14% es prioritaria para programas de agua y saneamiento por ser la más expuesta a los riesgos sanitarios asociados a la falta de estos servicios.

En octubre del año 2004, mediante sufragio nacional, el agua entró en el marco legal de la Constitución. Desde entonces, el Artículo 47 de la Constitución de la República indica que el acceso al agua potable y al saneamiento son derechos humanos fundamentales para todos los ciudadanos, y que estos servicios deberán ser brindados en forma exclusiva por el Estado.

En Octubre 2009 se aprobó la Ley N°18.610 sobre Política Nacional de Aguas, que establece las bases de una Política Nacional de Aguas basada en los conceptos de sustentabilidad, gestión integrada y descentralizada de los recursos hídricos, eficiencia en el uso del recurso, y participación social, entre otros. La principal herramienta para desarrollar la Política de Aguas será el Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos.

El trabajo del Fondo en Uruguay

El trabajo del Fondo de Agua está enfocado, por un lado, en atender con un programa específico a ese 14% de la población rural más expuesta a los riesgos sanitarios: a los habitantes de pequeños conjuntos de viviendas rurales, y a las escuelas rurales. Por lo pequeño de las localidades, la gran dispersión de las casas y la extrema pobreza de los pobladores, y según los resultados de encuestas aplicadas en las localidades piloto, este programa incentivará el abastecimiento desde postes surtidores.

El programa incluye actividades de apoyo, asistencia técnica y capacitación. También tiene un componente de educación para poblaciones beneficiarias sobre el uso y cuidado de la infraestructura instalada, el pago de tarifas, el uso eficiente del agua, y la protección de los recursos hídricos.

La prioridad de Uruguay es cumplir con el objetivo de reducir a la mitad para 2015 las personas sin acceso a agua potable segura y adecuado saneamiento.

En cuanto a la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, el Fondo acompañará la formulación del Plan Nacional de Gestión Integrada de los Recursos Hídricos para preservar su cantidad y calidad y asegurar su uso responsable, eficiente y sustentable, en un marco de participación amplia y efectiva. Además de la formulación del Plan, se prevé fortalecer el Sistema de Monitoreo y de Información de Agua, y desarrollar la comisión de la Cuenca de Santa Lucía.

Esta cuenca se presenta como cuenca piloto, ya que en ella se localizan plantas de abastecimiento de agua para más del 60% de la población y la mayor parte de la producción granjera, lechera, hortifructícola e industrial del país.

Programas aprobados

URY-001-M: Programa de Abastecimiento de Agua Potable a Pequeñas Comunidades Rurales.
Entidad beneficiaria: Obras Sanitarias del Estado (OSE). Entidad beneficiaria: Obras Sanitarias del Estado (OSE). Gobierno de Uruguay. Inversión FCAS: 4,79 millones de euros (en dos aportaciones). Inversión local: 4,79 millones de euros.
URY-002-M: Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos en Uruguay (Plan Agua).
Entidad beneficiaria: Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA). Inversión FCAS: 0,73 millones de euros (en dos aportaciones). Inversión local: 0,73 millones de euros.

Fin documento AECID