Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

MexicoMexico

Inversión FCAS:
 20,32 millones de euros
Inversión local:
 20,32 millones de euros
Beneficiarios estimados:
 616.000
Líneas de actuación:
 Agua potable, Saneamiento, Drenaje pluvial, Tratamiento de Aguas residuales, Fortalecimiento institucional y Cultura del agua
Programas aprobados

México en breve

México es un país de grandes contrastes geográficos y sociales. Desiertos, montañas y bosques húmedos tropicales atraviesan su geografía, su población es una rica mezcla de culturas, lenguas y grupos étnicos; y su sociedad ofrece extremos que van desde la opulencia de las élites hasta la pobreza extrema de sus grupos más marginados.

La economía de México es la segunda más importante de América Latina, y el país es uno de los principales productores y exportadores de petróleo de la región: estas exportaciones, principalmente hacia EEUU, aportan un tercio de los ingresos de las arcas del Estado. México realiza la gran mayoría de sus exportaciones comerciales través de acuerdos de libre comercio con EEUU y países de la región. Con 22 millones de visitantes al año, México es además uno de los diez principales destinos de turismo en el mundo.

Pero la brecha socioeconómica entre los más ricos y los más pobres sigue siendo enorme, con el 47% de la población todavía por debajo de los niveles de pobreza. Estas diferencias han propiciado una migración masiva hacia el próspero vecino del Norte: se calcula que justo antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria y de la caída del sector de la construcción, más de medio millón de mexicanos indocumentados cruzaban la frontera entre EEUU y México. La economía mexicana depende en gran parte de las remesas que envían estos emigrantes.

El agua y el saneamiento en México

En los últimos cincuenta años, la población de México se ha ido concentrando en zonas urbanas o dispersando por el medio rural. Por ello, la demanda de servicios básicos en las zonas urbanas, entre ellos el suministro de agua y el saneamiento, es uno de los retos socioeconómicos y técnicos más serios que el país debe enfrentar. Otro importante reto consiste en ampliar la cobertura a las zonas rurales más pobres del país. El acceso, la eficiencia y la calidad de los servicios de agua y saneamiento varían mucho de una localidad a la otra, reflejando en gran medida los diferentes niveles de desarrollo a través de todo el país.

En el año 2008, la cobertura del servicio de agua potable en el país alcanzó el 90.3% y la de alcantarillado sanitario el  86.4% . En zonas rurales, la cobertura de saneamiento es tan solo del 6%.  Apenas el 40.2% de las aguas residuales del país recibe algún tipo de tratamiento. Los mexicanos que no reciben agua potable en sus viviendas y que deben comprarla de camiones cisterna o mediante otro suministro informal pagan hasta veinte veces más por ella. Las zonas rurales pobres son las que menos servicios tienen tanto de agua potable como de saneamiento.

En México, el 63% del agua utilizada proviene de fuentes superficiales y el 37% restante proviene de acuíferos. El intenso crecimiento demográfico y la migración interna a regiones semiáridas y áridas han provocado una sobreexplotación de los recursos hídricos. Se estima que el 52% del total de los recursos hídricos superficiales está muy contaminado, mientras que el 39% está contaminado de forma moderada y sólo el 9% es de calidad aceptable.

Para salir de esta situación actual, México ha establecido seis grandes objetivos nacionales en su política hidráulica:

- Fomentar la ampliación de la cobertura y la calidad de los servicios de agua  potable, alcantarillado y saneamiento.
- Lograr el manejo integrado y sustentable del agua en cuencas y acuíferos.
- Promover el desarrollo técnico, administrativo y financiero del sector hidráulico.
- Fomentar el uso eficiente del agua en la producción agrícola
- Consolidar la participación de los usuarios y la sociedad organizada.
- Prevenir los riesgos y atender los efectos de inundaciones y sequías.

El trabajo del Fondo en México

El objetivo del Fondo en México es ayudar a mejorar la calidad de vida y promover la equidad social y la sostenibilidad ambiental de las poblaciones más vulnerables. Las actuaciones incluyen la construcción y mejora de sistemas de agua potable y saneamiento, así como la capacitación de las instituciones que gestionan el agua y los operadores que la suministran para garantizar la sostenibilidad operativa y financiera a mediano y largo plazo.

Estas actuaciones contribuyen  al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio al apoyar el sustento del medio ambiente, reducir las condiciones que producen insalubridad y pobreza, y contribuir a que las familias -- en especial las mujeres y las niñas -- puedan dedicar el tiempo invertido en el acarreo de agua para su desarrollo económico y educativo.

El componente destinado a la Nueva Cultura de Agua tiene como objetivo promover un alto nivel de conciencia en la población, buscando la modificación de los hábitos y valores de la sociedad a través de acciones y estrategias de divulgación.

Programas aprobados

MEX-001-B Proyecto de Saneamiento de las Zonas Marginadas del Valle de La Sabana del Estado de Guerrero.
Entidad beneficiaria: Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). Inversión FCAS: 20,32. Inversión Local: 20,32 millones de euros.

Fin documento AECID