Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

EcuadorEcuador

Inversión FCAS:
 26,69 millones de euros
Inversión local:
 30,62 millones de euros
Beneficiarios estimados:
 680.000
Líneas de actuación:
 Agua potable, Saneamiento, Fortalecimiento institucional, Formación y generación de capacidades
Programas aprobados

Ecuador en breve

Ecuador es un país de renta media que vive un contexto de profundos cambios desde el año 2000 con la dolarización y posteriormente desde 2007 con el Plan para la Revolución Ciudadana. El proceso constituyente, la Constitución de 2008 y el Plan Nacional del Buen Vivir, han abierto múltiples caminos de cambio y crecimiento para el país.

Ecuador ha presentado un dinamismo económico continuo a lo largo de los últimos diez años. El PIB per cápita ha aumentado de forma constante pasando de 1.594 USD en el año 2006 a 4.244 USD en el 2011. También es evidente una tendencia decreciente en el nivel de desigualdad de la distribución, ya que para el año 2000  el 20% de la población más rica ostentaba el 62% de la riqueza, porcentaje que para 2011 disminuyó hasta 53,6% (índice Gini: 0,477).

Si bien ha habido un fuerte compromiso para incrementar la inversión social en educación, salud y protección social, que en el año 2006 alcanzó el 6,7 % del PIB y en el año 2010 aumentó al 9,2%, Ecuador sigue estando por debajo de la media regional en gasto público social.  No obstante, muestra un desempeño y crecimiento positivo al igual que una tendencia clara hacia la reducción de la pobreza que para el año 2006 afectaba al 37,6% de la población nacional y para 2012 al 27,3% (línea de pobreza para diciembre 2012 = 2,54usd diarios).

Si bien los avances son importantes y significativos, Ecuador tiene por delante un camino largo de lucha contra la pobreza y la desigualdad. Los índices más altos de pobreza se presentan en el medio rural (49,1%), las poblaciones indígena y afrodescendiente son altamente marginadas, persiste la carencia de servicios básicos y la desigualdad, aunque con tendencia decreciente, es muy alta. Igualmente el país se enfrenta a los retos actuales derivados del retorno de sus emigrantes a causa de la crisis global.

El agua y el saneamiento en Ecuador

Según datos derivados del Censo 2010, más del 28% de la población ecuatoriana no tiene acceso a agua por red pública y más del 22% no lo tiene a saneamiento adecuado (alcantarillado o pozo séptico).  Más de cuatro millones de personas se proveen de agua a través de pozos, ríos, vertientes, carros repartidores y agua lluvia.

Si bien el avance hacia la consecución de los ODM ha sido positivo de forma general, la necesidad de reforzar el trabajo en temas de agua y saneamiento es evidente. El PNUD calcula que el 5% de los y las ecuatorianas no utilizan agua segura.

La brecha entre zonas rurales y urbanas es, como en otros países, muy importante: en áreas rurales un 54,61% de la población no tiene acceso a agua por red pública y un 47,45% no lo tiene a un saneamiento adecuado. En las áreas urbanas estos porcentajes son del 13,53% y 8,83% respectivamente.

Existen también importantes desequilibrios territoriales, ya que la cobertura tiende a ser menor en la costa y en el oriente que en la sierra.

Históricamente, la mala calidad de los servicios de agua y saneamiento y un uso esencialmente extractivo del recurso hídrico ha tenido impactos negativos no sólo en la salud, la nutrición y la calidad de vida de las poblaciones, sino también en la generación de oportunidades económicas y en la calidad y capacidad de las fuentes de agua para su aprovechamiento futuro. La debilidad institucional del sector, y la falta de espacios de gestión y participación pública, particularmente para las mujeres, han dificultado la solución de estos problemas.

La nueva Constitución de Ecuador considera el agua como un recurso estratégico y promueve la gestión integrada de los recursos hídricos, presentando la gestión pública y comunitaria como únicos modelos viables de gestión.

El trabajo del Fondo en Ecuador

El abastecimiento de agua potable y saneamiento es prioritario para la Estrategia Española en Ecuador, según el mandato del Plan Director de la Cooperación Española. El Plan promueve la gestión pública del agua, la mejora y ampliación de los servicios de agua y saneamiento y el fortalecimiento de las capacidades de las instituciones y comunidades.

Entre otras acciones emprendidas en el sector está el Proyecto de Gobernabilidad del Agua, además de una actuación en el marco del Plan Ecuador en la Frontera Norte a través del Programa de Canje de Deuda.

Los objetivos últimos del Fondo de luchar contra la pobreza y mejorar las condiciones de vida de la población ecuatoriana más desfavorecida se pretenden lograr a través del fortalecimiento de los actores públicos y comunitarios para lograr una buena gobernabilidad en el ámbito del agua, una participación ciudadana real, el desarrollo o fortalecimiento  de la instituciones tanto a nivel local como regional y una mejora en la cobertura de las necesidades sociales.

Las actuaciones de Fondo en Ecuador se centran en las poblaciones más pobres del país que se encuentran en zonas rurales y pequeñas comunidades en todo el territorio nacional, y tienen un enfoque integral que incluye, además de la capacitación institucional,  componentes medioambientales, culturales, socioeconómicos y educativos para asegurar la sostenibilidad de los proyectos.

Programas aprobados

ECU-005-M Proyecto de agua potable y saneamiento en zonas rurales y pequeñas comunidades.
Entidad beneficiaria: Subsecretaría de Agua y Saneamiento y Banco del Estado. Inversión FCAS: 13,68 millones de euros. Inversión local: 27,37 millones de euros.
ECU-050-B Proyecto de agua potable y saneamiento para 132 cabeceras parroquiales rurales.
Entidad beneficiaria: Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda de Ecuador. Inversión FCAS: 13,01 millones de euros. Inversión local: 3,25 millones de euros.

Fin documento AECID