Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

BrasilBrasil

Inversión FCAS:
 20,47 millones de euros
Inversión local:
 20,47 millones de euros
Beneficiarios estimados:
 283.356
Líneas de actuación:
 Agua potable, Saneamiento, Fortalecimiento institucional
Programa aprobado

Brasil en breve

Brasil es una de las economías emergentes más prometedoras del planeta, junto a las de China, India y Rusia.  El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) registra el avance continuado de Brasil en desarrollo humano desde 1975.  El país cuenta con enormes recursos naturales, en especial la minería. La explotación de la vasta riqueza amazónica a menudo ha colisionado con la protección medioambiental y con los derechos de los pueblos que residen en las zonas. En 2005, el gobierno brasileño estimó que el 20% de los bosques amazónicos habían desaparecido por culpa de la deforestación.

El crecimiento espectacular que ha experimentado Brasil en las últimas décadas no ha logrado resolver los altos niveles de pobreza y desigualdad que se concentran sobre todo en las periferias de las grandes urbes brasileñas y en las regiones del Norte y Nordeste del país.  Según el Banco Mundial, en 2007 un 22% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza, con menos de dos dólares diarios. La desigualdad en Brasil es una de las mayores del mundo.  El 1% de la población acapara el 13% de la renta media y un 46% de la riqueza nacional está en manos del 10% de la población más rica, mientras que al 50% más pobre le corresponde solo un 13,3% de esa riqueza. En el Noreste de Brasil el analfabetismo funcional llega al 40% de la población. Mucha de esta población marginada es afrodescendiente, un grupo que en general tiene menos acceso a educación, empleo y servicios sociales.

Las grandes diferencias económicas se reflejan en un desarrollo social muy desigual, en algunos casos abismal, a pesar de los esfuerzos del Gobierno Federal por disminuir la enorme brecha.

Brasil es una República Federal que comprende 26 Estados y el Distrito Federal, donde se encuentra la capital, Brasilia.

El agua y el saneamiento en Brasil

Brasil es el país con más agua dulce del mundo (concentra en torno al 12% del agua dulce del planeta), pero la contaminación y su uso inadecuado compromete seriamente la disponibilidad de este recurso, principalmente en la región del Nordeste donde los índices de desarrollo y los indicadores sociales son los más bajos del país.

Según el Sistema Nacional de Información sobre Saneamiento (SNIS), la cobertura de agua potable en Brasil está entre un 80,1% y un 90% en once Estados y entre un 60,1%  y un 80% en nueve Estados. La franja del Nordeste arroja la cobertura más baja y Sao Paulo y el Distrito Federal la más alta. En el área de alcantarillado sanitario la cobertura es muy inferior. Los mejores índices (Sao Paulo y Distrito Federal) solo alcanzan a un 70% de la población y en Estados como Rondonia, Pará, Amapá y Piauí (en el Semiárido) la cobertura no alcanza al 10%. Esta situación requerirá importantes inversiones para alcanzar los niveles necesarios.

El Gobierno Federal puso en marcha un Programa para la Modernización del Sector Saneamiento con el fin de cumplir con los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas en el área de agua y saneamiento. En el caso particular de Brasil, los objetivos se amplían para garantizar acceso a agua de calidad a las poblaciones de las regiones del Semiárido.

Brasil cuenta también con un Plan Nacional de Recursos Hídricos y una Ley de Saneamiento que aspira a la universalidad de los servicios tomando en cuenta las peculiaridades locales y regionales y la capacidad de pago de las poblaciones servidas.

El trabajo del Fondo en Brasil

Desde el punto de vista sectorial, la Cooperación Española colabora con Brasil en su esfuerzo por corregir las desigualdades sociales y erradicar la pobreza mediante el fortalecimiento de su Administración Pública, de su sistema de justicia y de su sistema político. Lo hace promoviendo la mejora de la eficacia de sus políticas de inclusión y cohesión social y reforzando el desarrollo sostenible de sectores productivos con potencial de crecimiento, teniendo como principales beneficiarios a los colectivos más vulnerables del país.

La Cooperación española en Brasil concentra sus actividades en las regiones Norte y Nordeste, que son las que poseen menor Índice de Desarrollo Humano (IDH) de todo el país y donde vive gran parte de la población afrodescendiente.

El objetivo general del Programa Cisternas del Fondo es contribuir a la transformación social, promoviendo la preservación, el acceso, la gestión y la valorización del agua como un derecho esencial de la vida y la ciudadanía, ampliando la comprensión y la práctica de la convivencia sostenible y solidaria con el Semiárido.

El objetivo específico de este Programa es posibilitar a la población del Semiárido el acceso a una estructura simple y eficiente de captación de agua de lluvia y de aprovechamiento sostenible de recursos pluviales, mejorando la calidad de vida y de salud de esas poblaciones y reduciendo la carga contaminante. El acceso a agua de calidad contribuirá a disminuir la mortalidad infantil y a reducir las enfermedades endémicas provocadas por el consumo de agua contaminada.
Las mujeres están presentes en todas las fases de desarrollo del Programa, y son las principales receptoras y gestoras de los sistemas de recolección de lluvia proporcionados por el Fondo.

Programa aprobado

BRA-007-B Programa Cisternas para posibilitar a la población del Semiárido el acceso a una estructura simple y eficiente de captación de agua de lluvia y de aprovechamiento sostenible de recursos pluviales
Entidad beneficiaria: Ministerio de Desarrollo Social y Lucha contra el Hambre (MDS). Inversión FCAS: 20,47millones de euros. Inversión Local: 20,47 millones de euros.

Fin documento AECID