Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

Criterios geográficos del Fondo


El Fondo destina el 85% de las ayudas a los países más pobres, y prioriza a las zonas más necesitadas y a las poblaciones más vulnerables

La región de América Latina y el Caribe es la más rica del mundo en recursos hídricos. Aunque a cada habitante le corresponderían un total de 28.000 litros por metro cúbico anualmente, esta distribución no refleja la realidad: no es lo mismo nacer en Haití que en Uruguay, o vivir en el campo que en la ciudad. La diferencia en cuanto a cobertura de servicios de agua potable y saneamiento es especialmente abismal entre las zonas rurales o periurbanas y las ciudades, y entre países de rentas bajas y medias.

El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento ha establecido criterios geográficos basados en el IV Plan Director de la Cooperación Española (2013-2016)  para determinar los países elegibles, los países prioritarios y las zonas prioritarias de sus actuaciones. El Plan Director  de la AECID marca las directrices que debe seguir la Ayuda Oficial para el Desarrollo y establece que por lo menos el 75% de la ayuda debe ir a los países más pobres del mundo.

El mapa interactivo de la página Web del Fondo muestra los países en los que actúa.Con la aplicación de estos criterios geográficos, las actuaciones del Fondo podrían beneficiar a unos 11 millones de personas que viven en los países y en las zonas más pobres de América Latina y el Caribe.

Países prioritarios del Fondo

Al menos el 85% del Fondo se destina a países con los que la Cooperación española ha establecido una asociación amplia --  los menos adelantados, los de más bajos ingresos y los de renta media baja de la región --  y a países de asociación focalizada, aquellos que cuyas rentas no son tan bajas pero que se consideran vulnerables debido a desastres producidos por eventos naturales o situaciones de conflicto o post-conflicto. Aproximadamente el 15% del Fondo se destina a países de renta media que se encuentran en vías de consolidar avances de desarrollo y que aún tienen sectores de población en situación de pobreza y exclusión social.

Existen tres categorías de asociación con los países receptores en función del Producto Interior Bruto (PIB) por habitante, de indicadores de desarrollo, y del déficit de cobertura de agua potable y de saneamiento. El sistema de financiación de la ayuda para cada país se basa en estos indicadores.

 

Países de asociación amplia o focalizada Países de renta media
GRUPO 1 HIPC100% financiación* GRUPO 2 80% financiación GRUPO 3 50% financiación
Bolivia Colombia** Argentina
Honduras Ecuador Brasil
Nicaragua El Salvador Costa Rica
Haití Guatemala Chile
  Perú Cuba
  Rep. Dominicana México
  Paraguay Panamá
    Uruguay
    Venezuela

*Países HIPC: Países en vías de desarrollo altamente endeudados (en inglés: Heavily Indebted Poor Countries)

** Colombia, considerado país vulnerable por el conflicto armado, es el único país de Asociación Focalizada en este recuadro. Todos los demás son de Asociación Amplia.

Las ayudas que concede el Fondo a los países de Categoría 1, los más pobres del Hemisferio y con niveles bajos de cobertura de servicios, llegan a cubrir el 100% del presupuesto de los proyectos, sin que se exija al país ningún tipo de fondos propios. Para los países en las categorías 2 (con niveles bajos o medios de cobertura de servicios) y 3 (con niveles medios de cobertura), el Fondo financia proyectos de agua y saneamiento bajo el sistema de co-financiación con las autoridades nacionales de los países.  En los tres casos, el Fondo tiene un carácter de donación, y por ello los países no asumen obligaciones de devolver el monto recibido.

De esta forma se pretende llegar a la población más pobre y vulnerable, aquella que no tendría expectativas de recibir agua y saneamiento si los programas se rigieran por criterios de rentabilidad económica.

Zonas prioritarias del Fondo

Las acciones del Fondo se centran en zonas rurales y periurbanas que no tienen acceso a servicios de agua potable y saneamiento con el objetivo de cerrar la brecha entre estas zonas y las urbanas, que en general tienen mayor cobertura o más posibilidades de obtenerla. Los programas del Fondo priorizan a las poblaciones más pobres. Este enfoque ha logrado que los propios países y otros donantes den mayor importancia a la ampliación de los servicios en el campo y las zonas periféricas de las ciudades. En muchas de estas regiones viven comunidades campesinas indígenas o afrodescendientes con mayores niveles de exclusión social.

Fin documento AECID